17 jul. 2014

Bizcocho integral de chufa. Receta de aprovechamiento

Hola a tod@s!!!

Ahora sí que sí, el calor ha llegado y lo que apetece son bebidas fresquitas que nos quiten la sed. Así que me he animado a hacer horchata en casa, ecológica, fresquita, sin conservantes, y el resultado nos ha dejado más que contentos... 


¿Y cómo se hace horchata en casa? 1L de agua filtrada, 200 grs. de chufas remojadas de 12 a 24 horas, 80 grs. de azúcar integral de caña, 2 minutitos en la Thermomix a máxima potencia o con una buena batidora, colar en estameña o gasa, enfriar un par de horitas en la nevera, y a disfrutar!!! (Receta extraída del libro de recetas gratuíto de Chufamix.es)

Recetas de horchata tenéis montones en la red, pero pensé qué hacer con la pulpa de la chufa una vez triturada y colada, y decidí que podría usarla en un bizcocho. 

Tiene una textura similar al coco deshidratado, y aunque a nivel de sabor no predomina demasiado una vez horneado el bizcocho, sí que nos beneficiamos de las propiedades de la chufa gracias a sus minerales, ácido oleico, vitaminas E y C y pocas calorías. 
Es una joya, y eso que yo no soy muy horchatera... 

Además la chufa, incluso teniendo certificación ecológica, es muy económica, ya que 1kg cuesta entre 5€ u 8€ dependiendo del proveedor, y para 1L de horchata sólo se usan 200 grs. ¿Qué os piden por 1L de horchata artesanal en una heladería...? Evidentemente hablo de horchata fresca y natural, no la que se vende en el súper...

Textura chufa triturada y colada

Pero vamos con la receta, que es muy sencillita de hacer y creo que os va a gustar:



Ingredientes (Para 1 bizcocho de 24 cm de diámetro (8-10 personas))
  • 3 huevos frescos a temperatura ambiente
  • 150 grs. de azúcar integral de caña
  • 1 yogur natural o de limón (puede ser vegetal, es decir, sin leche animal)
  • 50 ml de aceite de girasol (también puede ser de oliva, pero el sabor será más potente)
  • 170 grs. de harina integral
  • 1 sobre de levadura o impulsor (yo lo compro biológico y sin gluten en tiendas de productos ecológicos o herbolarios) En su defecto, 2 cucharaditas de bicarbonato sódico.
  • 1 pellizco de sal
  • 1 cucharadita de canela en polvo (opcional, pero es que a mí me encanta...)
  • 100 grs. de pulpa de chufa (la que os sobre de la horchata, la guardáis en una bolsa zip y al congelador, ya que es muy delicada y se estropea con facilidad)
  • Ralladura de 1 limón (sólo la parte amarilla. Y si no es ecológico, bien lavado con agua y bicarbonato)

Preparación 
  1. Precalentar el horno a 180ºC (si tiene aire, calor abajo + ventilador; si es convencional, calor arriba y abajo)
  2. Batir los huevos junto al azúcar hasta que blanqueen (yo lo hice con unas varillas de mano, pero se pueden usar varillas eléctricas o robot de cocina)
  3. Incorporar el yogur, el aceite, la canela y la ralladura de limón. Mezclar unos segundos
  4. Añadir la harina junto al impulsor y el pellizco de sal. Mezclar hasta que quede una masa homogénea.
  5. Por último, añadir la pulpa de la chufa y volver a mezclar todo hasta tener una mezcla uniforme y sin grumos.
  6. Engrasar el molde con un poco de aceite y espolvorear con harina para que sea más fácil desmoldar. Echar la mezcla y hornear durante 30 ó 35 minutos. Sabremos que está hecho si pinchamos con una brocheta o cuchillo, y éste sale limpio. (Si vemos que se está dorando demasiado por arriba, bajar la temperatura a 170º o tapar con un papel de horno o de aluminio)
  7. Dejar enfriar sobre una rejilla, desmoldar y servir con un buen vaso de horchata fresquita.
Se me ocurre, que como la chufa no tiene gluten, en lugar de usar harina integral normal, se podría sustituir por trigo sarraceno o fajol. Así tendríamos un dulce apto para personas con celiaquía.

Espero que os animéis a hacer esta receta de aprovechamiento. Eso sí, os recuerdo que la pulpa caduca muy rápido ya que es un producto fresco, así que o la congeláis para próximas preparaciones, o la dejáis en la nevera un máximo de 48 horas.


Muchas gracias por tu visita y hasta pronto!!!

UN ABRAZO Y SALUD!